Itinerario de 3 días

Perpiñán, un destino rico en historia, cultura y gastronomía, ofrece muchas maravillas para descubrir durante una estancia de 3 días. Aquí tienes un itinerario que te permitirá visitar los lugares imprescindibles de la ciudad y disfrutar de sus delicias culinarias.

Día 1: Exploración del centro histórico

Comienza tu exploración en el Castillet, la antigua puerta fortificada de la ciudad que ofrece una vista impresionante de Perpiñán desde sus murallas. Luego, dirígete a la Place de la Loge, donde podrás admirar la Loge de Mer, el Ayuntamiento y el Palacio de la Diputación.

Sube por la Rue de l'Argenterie para llegar al Hotel Pams, una joya del modernismo con sus pinturas y su gran escalera de mármol y ónix. Para el almuerzo, haz una parada en el restaurante Aristo y disfruta de una tabla de tapas que destaque los productos locales.

Por la tarde, explora el conjunto catedralicio, que incluye la Catedral de San Juan Bautista y otros edificios religiosos. No te pierdas la Poudrière, donde podrás descubrir un increíble plan-relieve que data de los siglos XVII-XVIII, o el Museo Hyacinthe Rigaud, que alberga una magnífica colección de obras de arte.

En la noche, sumérgete en el animado ambiente de las noches perpignanesas visitando alguno de los bares en la Rue des Fabriques-Couvertes o en la Avenue du Maréchal-Leclerc.

Día 2: Entre patrimonio y relajación

Comienza el día visitando el Palais des Rois de Majorque, un sitio histórico que ofrece una vista panorámica de la ciudad. Luego, haz una parada frente al mur des Disparus del Couvent Sainte Claire, un conmovedor memorial que recuerda las tragedias del pasado.

No te pierdas la iglesia Notre-Dame La Réal, un magnífico edificio gótico donde podrás admirar los detalles de las esculturas y los vitrales. Para el almuerzo, ve al restaurante La Sous-Préfete y saborea las delicias de la cocina catalana.

Por la tarde, si te apetece pasear, sigue las huellas de las antiguas murallas de la ciudad, algunos vestigios visibles en la rue Ronsard. Luego, sube por la gran escalera Molière para llegar al barrio Saint-Jacques y visita la iglesia Saint-Jacques, con sus hermosos altares.

Al final de la tarde, disfruta de un paseo junto al mar en Canet-en-Roussillon, a pocos minutos en coche de Perpiñán. Admira la playa, respira el aire marino y contempla una hermosa puesta de sol.

Por la noche, dirígete al Théâtre de l'Archipel para asistir a un espectáculo o prolonga tu escapada en un restaurante junto al mar, como Can Marcel, y disfruta de las delicias del mar.

Día 3: Historia y delicias culinarias

Comienza el día visitando el memorial del campo de Rivesaltes, un testimonio conmovedor de nuestra historia. Después, tienes dos opciones: visitar la estación balnearia de Barcarès para descubrir el barco encallado Lydia y la Allee des Arts, o recorrer la ruta de los vinos de Roussillon hasta Tautavel, un encantador pueblo enclavado en el macizo de Corbières.

Si optas por la primera opción, te recomiendo cenar en el restaurante Lamparo en Barcarès, donde podrás disfrutar de delicias del mar. Si eliges visitar Tautavel, no te pierdas el Museo de la Prehistoria y finaliza tu día saboreando las especialidades catalanas en El Silex.

Concluye tu estancia regresando a nuestros apartamentos en pleno corazón histórico de Perpiñán, donde podrás descansar y revivir las maravillosas experiencias de estos tres días.

Perpiñán te espera con sus tesoros históricos, sus paisajes cautivadores y su deliciosa cocina. Aprovecha tu estancia para sumergirte en la cultura catalana y descubrir todo lo que esta encantadora ciudad del sur de Francia tiene para ofrecer.